Melancholy is incompatible with bicycling.

James E. Starrs

menú
 

Existencia

 

"je pense, donc je suis" sólo tiene un final: solipsismo salvaje.

Si pensar me concede existencia todo lo que existe es consecuencia de mi propio pensamiento. Es mi pensamiento el que, al concederme existencia, hace existir todo aquello que soy capaz de percibir. Todo es un pensamiento mio, si existe algo fuera de mi pensamiento, algo independiente que pueda pensar y por tanto existir por sí mismo podría ser entonces yo un pensamiento de esa otra existencia.

No es posible que yo exista si soy pensamiento de otro, partiendo de "je pense, donc je suis". Existo si, y sólo si, el pensamiento de mi existencia tiene origen en mí. Aunque no niega toda otra existencia la hace dependiente de la mía, soy origen y creador de cualquier otra existencia: solipsismo salvaje.

¿Qué pasa si muero? La existencia de todo comienza cuando cobro conciencia de mi mismo, acaba cuando muero. Como creador y soporte de toda mi realidad nada existe mas allá de mí. Entonces, ¿puedo nacer y morir?

No tengo claro a dónde lleva esa vía de pensamiento; ni sé si merece la pena seguirla.

"je pense, donc je suis" da lugar a demasiadas preguntas sin respuesta evidente. La aparente sencillez de ese principio desemboca en una enorme complejidad. ¿Ha de ser así?

Necesito un punto de partida mucho mas sencillo, básico, primario. Que no de lugar a tal complejidad. Una afirmación que se baste por sí misma y que no pueda romperse, sin importar a que pruebas se someta.

Y creo que la tengo. Llevo tiempo pensándola, examinándola, atacándola.

¿Cuál podría ser la premisa mas sencilla y evidente? ¿Cuál que no requiera de nada mas?

Existo.

Parece dar lugar al mismo solipsismo que "je pense, donc je suis". Pero no, ya que no requiere de ninguna condición. No necesito pensar para existir, ni ser pensamiento de otro para existir, ni cualquier otra combinación o forma.

Existo.

Se basta a sí misma como punto de partida y no pretende mas que eso. No importa de que manera, en que ámbito o entorno, si soy creador de mi existencia o sólo un rincón en otro pensamiento. Como la afirmación que es no pretende resolver el origen de mi existencia, su finalidad o propósito, ni nada mas.

Simplemente Existo.

No es fácil que deriva de ahí. O, dicho de otra manera, si yo tengo la capacidad para responder qué sigue a esa afirmación.

Si hay algo que puedo derivar de mi propia existencia: la existencia de todo lo demás. Entendiendo como todo lo demás lo que soy capaz de percibir o pensar. Es pronto para entrar en qué es percepción y qué pensamiento.

Si yo existo, todo lo que me rodea (sea percibido, pensado, etc.) existe. Al igual que yo puedo ser sólo un pensamiento en otra existencia.

Si cojo una manzana en mi mano, en caso de que tanto la manzana como yo mismo seamos reales, la manzana existe como realidad.

Si cojo una manzana en mi mano, en caso de que la manzana sea tan sólo una ilusión de mis sentidos, la manzana existe como ilusión.

Si cojo una manzana en mi mano, en caso de que la manzana sea una ilusión de mis sentidos al ser yo mismo y la acción que desempeño un pensamiento en la mente de alguien real, la manzana existe como pensamiento en otra mente que no importa a su vez si es real o no.

Sea como sea Existo.

filosofíaDescartesreflexiónexistenciadudagermen

José M. Carnero

Thursday 28 de July de 2022 (01:30)

Comentarios

Sin resultados